top of page

Moluscos

El filo de los moluscos es el segundo más extenso del mundo animal, por detrás del filo de los artrópodos. Se calcula que pueden existir alrededor de 100.000 especies vivientes y se han descrito 70.000 especies fósiles.


Los moluscos son animales invertebrados de cuerpo blando protegido por una concha calcárea. Su respiración es en su mayoría branquial, pero también existen especies de moluscos con respiración pulmonar o cutánea. Habitan zonas terrestres y acuáticas (marinas y de agua dulce) y algunas especies viven en condiciones extremas, como los pertenecientes a las clases de los Neomeniomorfos o Chaetodermomorfos, que habitan en aguas a gran profundidad.


Presentan una asombrosa diversidad morfológica, pero a pesar de la variedad de sus formas, tamaños, ciclos vitales y ambientes en que se encuentran, todos los grupos de moluscos presentan una organización básica corporal en la cual se distinguen la región cefalo-visceral y el pie.


  • La región cefálica contiene un órgano con función digestiva exclusivo de los moluscos, la rádula. Se trata de una cinta de dientes de quitina curvados que actúa como órgano raspador durante la alimentación. Al sacar la rádula, los dientes se deslizan sobre la superficie de los alimentos y, al retraerla hacia dentro, estos se clavan en el alimento y lo llevan hacia la boca.

  • La masa visceral está protegida por la concha, que es segregada por una zona específica de la epidermis denominada manto. Es en el manto donde se encuentran los órganos respiratorios y sensoriales, así como las salidas del sistema excretor, reproductivo y digestivo. Lo habitual es que la concha proteja el cuerpo del animal, pero también puede encontrarse en el interior del cuerpo o incluso haber desaparecido, como en los pulpos y las babosas de mar.

  • El pie es el órgano musculoso que puede servir para la locomoción o encontrarse reducido y servir para el anclaje al sustrato del organismo, como en el caso de los bivalvos.

Partes de los moluscos
1. Región cefalo-visceral y pie de los moluscos

Actualmente, el filo de los Moluscos se divide en 8 grupos naturales: Bivalvia, Gastropoda, Neomeniomorpha, Chaetodermomorpha, Polyplacophora, Cephalopoda, Scaphopoda y Monoplacophora:


  • Bivalvos o Pelecípodos: Hay más de 8.000 especies descritas de bivalvos, que conforma el segundo grupo de moluscos más numeroso. Deben su nombre a que su concha está formada por 2 valvas articuladas que protegen al animal. Son acuáticos y principalmente marinos. Se caracterizan porque su cuerpo está comprimido lateralmente y su pie está reducido, ya que no se utiliza para la locomoción, sino que sirve para excavar y sujetarse al sustrato. Los bivalvos engloban especies tanto sésiles como excavadoras, así como nadadoras por propulsión, como es el caso de las vieiras, que se impulsan a través del agua mediante propulsión a chorro: el cierre rápido de las válvulas expulsa agua de la cavidad del manto y el animal "nada" en la dirección opuesta. A este grupo pertenecen las ostras, la almeja, el mejillón o la navaja.

La parte más antigua del caparazón, el umbo, puede reconocerse como una gran joroba en el extremo anterior del lado dorsal de cada caparazón.


Molusco Bivalvo
2. Caparazón de un bivalvo

La mayoría de los bivalvos marinos pasan por una etapa trocófora antes de convertirse en una larva velígera que nada libremente. Este tipo de larva parece un bivalvo en miniatura con una hilera de cilios a lo largo del borde del manto.

Las especies de agua dulce carecen de estas etapas. En cambio, algunos pasan por una etapa larvaria conocida como glodiquio. En lugar de nadar libremente, un glodiquio se adhiere a peces u otros objetos que no serán arrastrados por la corriente.


Etapas Moluscos bivalvos
3. Etapa trocófora, velígera y glodiquio de los moluscos bivalvos

  • Gasterópodos: Son el grupo de moluscos más numeroso. En la actualidad hay descritas 60.000 especies vivas y 15.000 especies fósiles, pero se estima que puede haber cerca de 150.000 especies vivientes. Son marinos y terrestres (es el único tipo de molusco que ha conseguido vivir fuera del agua).

Se caracterizan por tener un cuerpo alargado con un gran pie en la base de este que, de manera general, sirve para la locomoción mediante arrastre de estos animales, aunque en algunos de ellos está modificado para nadar o excavar. Poseen una única concha en forma de espiral en la que el cuerpo del animal puede introducirse. En algunas especies, la concha se ha reducido e internalizado y otras han perdido directamente este caparazón a lo largo de la evolución, como es el caso de las babosas. A este grupo pertenecen los caracoles, las liebres de mar, las babosas marinas y terrestres y las lapas.



  • Neomeniomorfos y Chaetodermomorfos: Actualmente existen 390 especies descritas de ambos grupos, pero es posible que existan muchas más. Son los grupos más desconocidos de los moluscos, debido a su pequeño tamaño (algunos miden tan solo 2 mm) y a su hábitat habitual, pues la mayoría vive en aguas profundas de los océanos enterrados en la arena. Se caracterizan por la carencia de concha.

Moluscos Aplacóforos
5. Representación de moluscos Neomeniomorfos y Chaetodermomorfos

  • Poliplacóforos: Grupo de moluscos exclusivamente marinos que cuenta con unas 1.000 especies descritas. Se caracterizan por tener una concha formada por 8 placas articuladas entre sí, lo cual les confiere una cierta capacidad de articulación corporal.

Molusco poliplacóforo
6. Representación de la concha de los moluscos poliplacóforos formada por 8 placas

En estos animales la cavidad del manto donde están las branquias consiste en un canal cerrado que recorre longitudinalmente el cuerpo y comunica con el exterior por dos orificios anteriores (por donde entra el agua a la cavidad) y dos posteriores (por donde sale). De esta forma, circulan las corrientes de agua necesarias para la respiración.

  • Cefalópodos: Constituye el grupo del que se conocen más especies fósiles (unas 7.500), mientras que solo sobreviven alrededor de 600. Se caracterizan porque su cuerpo se ha alargado en sentido dorsoventral. Las especies más actuales tienen la concha reducida (como ocurre en sepias y calamares) o directamente inexistente (como en los pulpos). Solo los nautilos presentan una concha claramente desarrollada. Suelen vivir en zonas alejadas de la costa. En los animales cefalópodos, el manto está intensamente muscularizado y sus contracciones permiten expulsar chorros de agua que previamente ha entrado en la cavidad del manto, permitiendo una eficaz natación que les habilita para ser activos depredadores o para escapar de ataques de otros depredadores. Dependiendo de la especie, presentan un número distinto de branquias, habiendo ejemplares que han evolucionado hasta reducir por completo sus branquias, de manera que realizan la respiración a través de la superficie del cuerpo.

Calamar gigante
7. Calamares gigante de la especie Architeuthis dux. Pueden alcanzar 20 m de longitud y 270 kg de peso. Los moluscos de mayor tamaño son cefalópodos.

  • Escafópodos: Son exclusivamente marinos y pueden habitar los fondos arenosos a grandes profundidades. Actualmente hay más de 800 especies descritas y se caracterizan por poseer una concha con aspecto de colmillo. Se sitúan en los fondos marinos dispuestos con la cabeza hacia abajo y con el pie excavan en el sedimento, de donde obtienen el alimento. Se colocan con la parte más ancha de la concha hacia el sedimento, mientras que la parte más estrecha tiene un orificio que permite que el agua entre y salga de la cavidad del manto, junto con el material de desecho. Gracias a esta corriente de agua se produce el intercambio gaseoso a través de la epidermis, ya que carecen de branquias, así como de corazón y vasos para la circulación, que se realiza mediante senos simples de hemolinfa. 

Molusco escafópodo
8. Representación de un molusco escafópodo

  • Monoplacóforos: Es el grupo con menor número de especies vivas descritas, ya que tan solo se han descubierto 30. Estos pequeños moluscos marinos existen desde el Cámbrico y actualmente solo están representados por 2 géneros, Vema Neopilina. Los ejemplares actuales encontrados han sido localizados en fosas abisales, entre 2.000 y 7.000 metros de profundidad, en los océanos Atlántico, Índico y Pacífico. Son organismos simétricos. Tienen una concha única con forma de escudo por debajo de la cual existe una repetición seriada de estructuras morfológicas (branquias, nefridios, aurículas, músculos retractores...) a lo largo del cuerpo.



Molusco monoplacóforo
9. Molusco monoplacóforo

Esperamos que esta información os haya resultado tan interesante como a nosotros. Si queréis continuar aprendiendo, podéis visitar nuestro catálogo, donde encontraréis ejemplares fósiles de moluscos cefalópodos, gasterópodos y bivalvos. Desde el respeto y el entusiasmo, compartimos con vosotros nuestra gran pasión, ofreciendo siempre la mejor calidad para que podáis completar vuestras colecciones.




Fuentes consultadas:

Imágenes:

  1. Elaboración propia



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page