Ammonites

Los ammonites habitaron nuestros océanos durante 440 millones de años, desde el Devónico hasta finales del periodo Cretácico (hace 66 millones de años). Se trata de moluscos cefalópodos muy variados y abundantes. Los animales cefalópodos se caracterizan por tener tentáculos en su cabeza –de ahí su nombre científico, que significa literalmente "cabeza con pies"–, como los actuales pulpos o calamares.


Los ammonites tenían una parte blanda y una parte dura, su concha. Esta última, formada por aragonito, se divide en 2 partes: el Fragmocono, donde se encuentran las cámaras vacías del ammonite y la Cámara de habitación, donde se alojaba la parte blanda del ammonite, es decir, los órganos y el animal en sí mismo. Sin embargo, la Cámara de habitación no estaba tan mineralizada como el Fragmocono. Esta es la razón por la que en raras ocasiones fosilizaba. Aunque actualmente encontremos únicamente las conchas de los ammonites, su aspecto aproximado era el siguiente:


Fuente: https://www.ngenespanol.com/animales/descubren-amonite-gigante-de-tamano-humano/


Los ammonites regulaban su flotabilidad gracias a un órgano denominado sifón, el único ubicado dentro del Fragmocono, que inyectaba o extraía agua y gas de su concha para ascender o descender. Esto era de gran utilidad, pues los ammonites vivían durante el día en la profundidad y ascendían en las noches hacia la superficie.


Actualmente, sabemos que vivieron tanto en zonas cercanas a la costa como en océanos abiertos, a una profundidad de hasta 500m. Con respecto a su dieta, todavía no se conoce con exactitud. Sin embargo, un hallazgo en 2011 reveló que podía estar compuesta por plancton. Os dejamos al final de esta entrada un archivo con dicho estudio, realizado por investigadores de Francia y Estados Unidos.


Se sabe también que su principal depredador eran los mosasaurios, lo que pudo provocar una presión evolutiva en algunas especies de ammonites, que evolucionaron hacia formas más grandes. Esto es lo que ocurrió con los gigantes ammonites fósiles de la especie P. seppenradensis, cuyas impresionantes conchas podían medir 1.8 metros de diámetro (tres veces el tamaño promedio) y que evolucionaron desde una especie más pequeña: Parapuzosia leptophylla.


"En un entorno hostil rodeado de reptiles marinos que alcanzaban decenas de metros de largo, los ammonites más pequeños eran presa fácil para mosasaurios que podían engullirlos con facilidad. De ahí que, al cabo de decenas de generaciones y miles de años, los ejemplares de ammonite más pequeños comenzaron a escasear y morir devorados, mientras que los de mayor tamaño resultaban más difíciles de tragar y por lo tanto, sobrevivían más a menudo a los encuentros con sus depredadores."

Fuente: https://www.ngenespanol.com/animales/descubren-amonite-gigante-de-tamano-humano/


A modo de curiosidad, cabe señalar que hay ammonites que han fosilizado gracias al proceso de piritización o, debido al sedimento de la zona, han fosilizado en ópalo y el resultado son estos fósiles de colores fascinantes:


A la izquierda: Ejemplar de ammonite Pleuroceras spinatum piritizado (Catálogo Toptrilos)

A la derecha: Ejemplar de ammonite Cleoniceras besairei opalizado (Catálogo Toptrilos)


Tras más de 400 millones de años habitando nuestros océanos, los ammonites desaparecieron a finales del Cretácico. Los efectos de la intensa actividad volcánica de este periodo junto al impacto del asteroide en Yucatán, provocaron una acidificación de las aguas de los océanos. Las crías de los ammonites no consiguieron sobrevivir, pues el agua ácida destruía sus frágiles protoconchas formadas por carbonato de calcio y las de los adultos también se vieron gravemente dañadas.

Esperamos que esta información os haya resultado tan fascinante como a nosotros. Si queréis continuar aprendiendo y ver más ejemplares de ammonites, podéis visitar nuestro catálogo. Desde el respeto y el entusiasmo, compartimos con vosotros nuestra gran pasión, ofreciendo siempre la mejor calidad, 100% natural, sin restauraciones.


https://www.toptrilos.com/moluscos


Hallazgo de plancton en ammonites
.pdf
Download PDF • 348KB